Hacía tiempo que tenía este post en la cabeza, y hoy, leyendo un hilo en un foro que frecuento me he animado.

En este hilo que he encontrado, los mismos foreros, que son usuarios o posibles usuarios del sexo de pago, se retratan a ellos mismos bajo la sugerencia del que lo abre haciendo directamente la siguiente pregunta:

“Que tipo de cliente eres?”

Las respuestas son pocas, no sé si es porque el hilo lleva poco tiempo abierto, porque no ha despertado suficiente interés o quizás porque es un tema un poco peliagudo.

Supongo que reconocer y aceptar ciertas situaciones no es fácil, y menos exponerlo con claridad, pero me ha llamado la atención que alguno de los que responden, no tienen problema en confesar que tenían una vida sexual insatisfactoria y que la prostitución ha sido su remedio infalible.

Yo voy a hacer un retrato social que seguro que despierta vuestro interés (y el de algunos antropólogos también), pues está basado en mi experiencia real de escort durante casi dos años, donde he entablado relación con 137 clientes diferentes.

Vamos allá, y si no os sentís identificados con ninguno de los prototipos que desarrollo, mandadme vuestro caso por favor.

TIPOS DE CLIENTES

EL MÁS COMÚN

Casado, con una vida sexual nula, casi inexistente o demasiado rutinaria por lo que sea. Aquí hay varias posibilidades dependiendo de cómo lo lleva el protagonista de la cuestión. Hay los que lo aceptan y quieren claramente mantener su infraestructura matrimonial y hay los que no lo llevan bien pero reconocen sus necesidades de relaciones sexuales.

Lo que más me sorprendió cuando empecé a trabajar como escort, es que muchos de ellos quieren mucho a sus mujeres,  han tejido a lo largo de los años una relación con ellas que no quieren romper  y aunque no hablan con ellas de sus andanzas con prostitutas, se sobreentiende que ellas se lo imaginan.

EL JOVENCITO

En este grupo entrarían los que quieren ser desvirgados y los que tienen la fantasía de estar con una mujer mayor que ellos y experimentada.

Normalmente vienen nerviosos  y se corren en cinco minutos, pero pese a ello, disfrutan muchísimo de la situación.

A veces, no nos contratan ellos sino sus padres.

EL VACILÓN

Como-Ser-Un-Macho-Alfa-Gratis[1]

Aquí entrarían los sex-machine, macho alfa o como se puedan llamar estos que vienen a mostrarnos lo muchísimo que saben de las artes amatorias.

Normalmente tienen un pene grande que aguantan empalmado bastante rato con mucho orgullo. También les gusta embestir a la hembra con dureza y realizar coreografías kamasútricas complejas.

Cuando se han corrido acostumbran a sugerir que les llames cuando necesites otro polvo “de los de verdad”.

Algunos quieren ayudarte, pues para ellos las escorts somos pobres mujeres, víctimas indefensas de esta vida tan dura, y se ofrecen hasta a ser tus amigos, para lo que haga falta.

Creo que este grupo no merece más atención en mi post, por mi parte ya hago suficientes esfuerzos cuando me llaman para aguantarme la risa.

EL CINCUENTÓN

Ha llegado a la madurez, tiene bien la autoestima y tiene las cosas claras, por lo que sencillamente, viene a pasar un buen rato y punto.

Aunque físicamente no sea atractivo, su personalidad encantadora lo compensa, despierta mi sensualidad y hace que esté muy a gusto.

Desarrolla la cita iniciándola con una conversación agradable y más o menos extensa –según el caso- para pasar a prácticas sexuales donde la felación es el servicio estrella. Cuando ha pasado el rato contratado se ducha y se va feliz.

Normalmente repiten, por lo que se desarrolla una complicidad bonita y puedo proponer cosas diferentes que no haría con clientes nuevos (como tener sexo en lugares públicos).

En mi caso, la mayoría de estos son catalanes y leen mi blog.

EL SUMISO

Aquí están todos los que han visto que hago servicios de Mistress, Ama, Dómina o como le queráis llamar.

Les interesa probar el BDSM, ser sometidos y al final de la sesión poder tener sexo –cosa que mayoritariamente no es posible con las Mistress profesionales-.

Un dato curioso es que, muchas veces, cuando avanzo los preparativos para la sesión, me dicen que lo que quieren hacer ellos no es BDSM, por mucho que las prácticas que propongan estén dentro de este grupo sin duda alguna. Vamos, creo que piensan que si decimos que vamos a hacer una sesión de BDSM me voy a convertir en una sádica despiadada y no van a salir vivos del encuentro, por mucho que eso no sea lo que hemos pactado.

LA PAREJA

Aquí tenemos dos en uno.

Generalmente nos llama el hombre para compartir un rato con su mujer o novia. Ella es morbosa o a veces quiere complacerlo y prueba, y para ello se vuelve bisexual por una noche.

Las mujeres para las que ha sido la primera vez que tenían sexo con una mujer, lo han pasado genial y se les ha abierto un mundo de posibilidades muy suculento. Generalmente están muy nerviosas y avergonzadas cuando llego, pero poquito a poco se van abriendo y acaban siendo tan leonas como yo.

El hombre se pone las botas, evidentemente, pero a veces pacta con la mujer que él no me va a hacer nada.

EL AVENTURERO

20100923_vivebie_2639828

Este tipo de cliente es muy divertido y me ha llegado a dar muchas ideas.

Ha visto la luz y quiere desmelenarse, es decir, probar todo aquello que está fuera del sexo convencional.

Generalmente empezamos con un trío y luego lo acompaño a un club liberal. A veces, con esto tienen suficiente y a veces seguimos con la sodomización, BDSM, sexo en público, tantra, orgías y perversiones miles que se me pueden ocurrir.

EL ENAMORADO

enamorado

Este también ha visto la luz, pero en mí, y la ha visto brillar con tal intensidad –aunque por mi nombre no lo hubiera podido llegar a sospechar-, que se enamora.

Algunos aceptan que yo no me haya enamorado, cambian el chip y después de tomarse su tiempo para racionalizar los sentimientos, vuelve y desarrollamos una relación escort-cliente bastante buena.

Algunos no lo aceptan, lo pasan mal y lo paso mal yo, por lo que intento ser muy clara y delicada a la vez si veo el mínimo asomo de que ocurra.

Algunos se hacen los enamorados e intentan enamorarte para obtener servicios gratis.

EL FETICHISTA

fetichismo-portada

Aquí pondría los que me llaman para desarrollar una práctica muy concreta. Generalmente lo tienen bastante claro, quieren eso exactamente y si lo hago los llevaré al cielo, por lo que me lo exponen con mucha claridad desde el principio.

Tienen una fantasía o varias (a veces con guiones muy específicos y elaborados) y quieren hacerla realidad, o son fetichistas, lo cual quiere decir que un objeto, una parte del cuerpo o un acto específico les pone a mil.

Muchos de los que me solicitan estos servicios son extranjeros, la mayoría muy educados e inteligentes y no se andan con rodeos, es decir, me preguntan, exponen su fantasía o fetichismo y me contratan sin dilación si ven que puedo satisfacerles.

EL PUTERO DE TODA LA VIDA

518826515510e_565_319

Es usuario del sexo de pago hace muchos años, le gusta, se lo puede permitir y es su medio principal de obtener sexo. No se avergüenza para nada de su elección e incluso se autodenomina a si mismo “putero” pues lo tiene más que asimilado.

Generalmente entran mucho en los foros del tema, participan colgando experiencias sobre las chicas que han probado o compartiendo fotos o información muy interesante sobre sexo.

Saben las normas de una cita a la perfección y debido a su experiencia, acostumbran a conocer los detalles de nuestra situación, por lo que se desarrollan relaciones fluidas, pero a la vez son bastante exigentes.

…   …   …   …   …   …   …   …   …   …   …   …   …   …   …   …  …

.

Seguramente me dejo unos cuantos arquetipos, así que igual con el tiempo escribo una segunda parte de este post, y …quizás debería escribir otro titulado “tipos de escort”¿Qué os parece?

Y hasta aquí puedo leer,espero que os haya gustado mi post, y por cierto, si no te lo he dicho…..¡¡¡FELIZ AÑO!!!

IMG_20151214_120947-001

 

 

 

Deja un comentario