Adiós, Madrid!

Buenos días, querido, ¿cómo estás? Yo aprovechando mis últimas horas en Madrid tomando un café en un bar con vitrinas hacia Montera, desde donde puedo ver casualmente a mis compañeras. Son las mujeres de la calle; ellas no se anuncian por internet como yo, pero forman parte de este tejido que es la prostitución, como…

Read More